domingo, 7 de febrero de 2010

sábado, 28 de noviembre de 2009

La vida después del loco de mierda

Volví. Por suerte, no para contarles mis aventuras. Más bien, para reflexionar acerca de la etapa madura de la Internet. La loca de mierda. Amada y odiada (más odiada) por muchos. Pasó de youtube a la mtv. Interestingly, su video más famoso/importante es una metareflexión. Es ella hablando de su ex novio y cómo le robó el concepto de sus videos en utube. Lo vi un millón de veces. Pero ahora vi El loco de mierda. Qué hacer, no? Qué hacer cuando uno ve una parodia de un video en utube acerca de otro video que a su vez habla de otro video. Todo en porteño. Qué hacer cuando eso te parece graciosísimo. Es la autorreferencia una adicción? Es la internet un pozo sin fondo? Soy un pelotudo? Y más importante todavía, qué carajo veo después del loco de mierda? Por qué la obsesión enferma con la mierda? Es decir, no es una afición a la que llego intelctualmente, o sí? No quiero ser camp. No quiero ser de los que postean en facebook las peleas de la suller. Y esto, sin embargo, se siente tan bien. Un placer parecido a escuchar las canciones de Macnamara y Almodóvar. Quiero más mierda para consumir. Mierda de mis amigos. Mierda de gente como yo. Soy un segmento del mercado. Siento que esto es parte de la Historia.

domingo, 20 de septiembre de 2009

lunes, 7 de septiembre de 2009

They wanna make it in the neighbourhood



Los Angeles no queda en Los Angeles.
Como un conquistador de otras dimensiones
me lanzo sobre el Sol de las calles
comandando un regimiento
de jóvenes tempranamente desajustados.
Los shoppings no dan tregua;
derriban toda posibilidad de que haya algo interesante
detrás del mito.
Uno de los aspectos más irritantes del paisaje
es que regala gloria a los otros jóvenes, los educados,
los arreglados.
El consuelo de morir bajo la propia ley.

sábado, 8 de agosto de 2009

Después lo hago

The surreal life

La vida de científico es surreal, en sentidos que no han sido debidamente documentados. O sea, hay libros que hablan de la vida sacrificada del investigador y las excentricidades del personaje. Pero yo hablo de la vida cotidiana del científico. Un tipo normal que come milanesas pero que a las dos de la tarde de un martes debate acerca de si el universo tiene 11 dimensiones, mira fotos de nanotubos o extrae ADN de una bacteria y se lo enchufa a un gusano. La vida dividida en dos partes que se relacionan de una manera extraña. Gente que piensa en estos temas de alto lirismo pero lo hace en un entorno que casi resulta oficinil. El tipo de caracteres que se generan en este entorno peculiar es de una variedad pocas veces vista. Adictos al trabajo por motivos tan diversos como incompresibles, gente llana que no se entiende por qué no devinieron en oficinistas más tradicionales, genios comprendidos, etc. Y uno, que es un tipo re normal, que mira pelis en la tele, come asados cuando puede y todo lo demás. Creo que la tele ha caricaturizado al nerd. También creo que cierto patetismo de la vida cotidiana ha sido capturado últimamente en algunas series (estuve mirando Curb your enthusiasm, y The Office). Pero hay una conjunción de ambas cosas en el ámbito científico que pide ser entendida. Pienso en "la conjura de los necios", a riesgo de romper la linealidad de mi monólogo. Algo así hay, pero esta vez es real.

martes, 4 de agosto de 2009

Abuso de Cámara II

Caltech, hasta ahora el campus más lindo que me tocó conocer.

Abuso de cámara I

De casa a caltech: la película

Herramientas de vida

Las cosas van llegando.

El viernes me cambié, creo que definitivamente, de casa. Ahora tengo un cuarto en una casa re grosa. La mansión. Buen espacio, buenos muebles, buen jardín. Fin de semana en la mánsion. Vi 2001(odisea espacial) en la compu, compré buenas cosas en el super. Salí a andar en bici. Leí en el jardín. Alto jardín.

De alguna manera, cambié la posibilidad de una vida social por una vida de comodidades en otro sentido. Naturaleza, lujo, tranquilidad. Voy a confesar que no se siente tan mal. Lo cual confirma algo que he venidoconsiderando: quizás no hace falta tener cerca a la gente querida para estar en paz. Quizás alcanza con charlar every now and then. ¿Es esto algo deprimente? En algún momento me pareció así. Ahora no sé. Siento que he crecido espiritualmente.

El lunes, o sea ayer, me compré una cámara de fotos!! Imagínense el descontrol que esto significa para el futuro dle blog, no?


Mon jardin

domingo, 26 de julio de 2009

Disco que necesito compartir: Journey through the secret life of plants

No sé si con este post inauguro una nueva sección del blog. Pero en todo caso, hoy los acerco a una parte de mi vida de estos últimos tiempos que es el disco que no puedo dejar de escuchar. "Journey through the secret life of Plants" es un disco de Stevie Wonder. Yo lo escucho caminando por la calle en Pasadena. O andando en bici. El sol me pega en la cara. Miro las palmeras, el pasto, los colibríes.

Es un disco que me hace feliz. Lo descubrí en BsAs, en lo de picky, donde estaba el vinilo. Ahí, Nacho me dijo "che, bolu, escuchaste este? dicen que está rebueno" Pues bien, lo estaba. Me gustaba mucho su cajita y que sea un vinilo doble, donde el primer disco contenía los lados 1 y 4 y el segundo disco, los lados 2 y 3. Me confundió con su mezcla de estilos, canciones tiernas, psicodelia, electrónica temprana. Creo que lo que me gusta, por sobre todas estas cosas, es que se nota que fue hecho con mucho amor.

Parece que el disco es el soundtrack de una película titulada "The secret life of Plants". Se trataría de un documental oscuro, que casi nadie vio. Buscando en la net acerca del disco encontré el documental completo online. Lo adjunto abajo, para aquellos que lean esto una tarde de domingo y busquen imágenes florales con bella música. Creo que en la carrera de Stevie Wonder no se entiende la salida de esta obra. No sé casi nada sobre su producción, pero entiendo que hizo esta música en el momento en que su carrera estaba en auge, con una catarata de disco multipremiados y multivendidos, convertido en rey del soul o le sea que es lo que él hace. Pese a ser tan raro, el éxito previo del tipo era tal que el disco llegó a todos los charts y hasta tuvo algún hit, no sé bien qué canción.

Les recomiendo que escuchen el disco. No posteo esto porque haya conseguido data, sino porque es algo lindo de oir.


It's getting better all the time

Poco a poco todo mejora. El otro día me consiguieron un lugar con ventanas. Mucho menos deprimente. Con las ventanas y la musiquita de los parlantes de la laptop ya se puede estar.

Ayer me compré una bici. Es roja. Es linda. Es buena. Todo lo que necesito. A la tarde me fui por primera vez a comprar mis groseries en bici. Genial. Solo le falta que le agregue una canastita y estoy hecho.

Puesto que no tengo más vida social que la que me provee el skype (y tengo que decir que es bastante generoso, agradezco vivir en épocas donde esto ocurre, épocas donde las posesiones más valiosas están dentro de una laptop del tamaño de un cuaderno) y puesto que vivo en un suburbio residencial al que comparo con un country onda Los Cardales, he entrado en un régimen de vida sana y orden. Dormir cuando se hace de noche, despertar a las 8 de la mañana (sin despertador!), comer sandwiches de jamón crudo y tomate. Espero que esto me ayude a ser un hombre productivo: alguien que trabaja, no da vueltas, no se queda durmiendo en la cama todo el día. Bah, la cama sigue siendo mi escritorio. Pero creo que se entiende.

Ingesta e introspección, amigos!


martes, 21 de julio de 2009

La no monotonía

Una lista de cosas que pasaon y sobre las que no hablé (no es exhaustiva)

Me compre una fucking mac
Terminé con los gusanos
Fui a Argentina
Vi amigos, familia y otros
Gripe porcina, pero calidez humana
Guachi picky mansión, man
Volví de Argentina
Se fue nahue
Fui a la playa de NY por primera vez groso
Fui a Conney Island, qué parque de diversiones clase b, dios
Vi a Frank Black en Conney Island, qué gordo con tetas, dios
Le dejé mi casa y gatos a picky
Avión a LA
LA: lugar de clima de desierto, palmeras, sol abrasador.
Resulta que no tengo auto ni sé manejar: soy el equivalente a un nene de tres años que no tiene mamá que lo lleve a ningún lado.
El lugar que había reservado para vivir es una mierda sin ventanas.

Los mantendré al tanto de la evolución de los hechos


domingo, 21 de junio de 2009

La monotonía

Sí, man. La monotonía también existe en New York, fucking New York, fucking ciudad, es con vos. ¿Qué contarles? ¿Que anoche jugé al poquer? ¿Qué laburo bocha? ¿Que este jueves empiezo unas vacaciones? ¿Qué estoy existiendo al 15%? Obvio, está Jose de visita. Está piqui parando en casa. Laplagne aclimatándose con cerveza. Peter en fucking Africa, man. La gente va y viene. Yo voy y vengo, dice el pronóstico.
Compro libros (solo por la net, no hay tiempo para mas) , como comida. Y ahora que pasa? Yo te digo qué pasa. Te quedás sin casa. Y la realidad te pasa por arriba. Y te aplasta.
La vida está hecha de videitos de youtube y charlas sobre lo que se hace el fin de semana. El ritmo de baja frecuencia del trabajo marca el baseline sobre el cual sucede la Vida Cotidiana. Cocinar, ir al super. ¿Se puede hablar con gente que no está en la Vida Cotidiana? La verdad congelada. Quiero tener tiempo para nada. Para limpiar mi casa. Para comprar comida. Es el día del padre. Acá no conozco feriados, no comparto rituales. Los de argentina, lejos; los de aquí, ajenos. La verdad congelada.

Yo, al lado de un cvs

domingo, 10 de mayo de 2009

tu perra

casting. el video mas cul del findex

sábado, 9 de mayo de 2009

all you need is pop

Hola, chicos. Recuperándome de una fucking intoxicación, fucking ciudad. Es con vos.
Acá estaba, en la cama, escuchando el salmón. recuerdos, dios. Tengo que salir a la calle. mucho estar en la cama, mucho arrocito, manzanita. ganas de ver a los amigos.
en el lab, me esperan gusanitos. a la noche tocan bandas. re vamos a ir. no sé de qué manera me gusta más.


Un rato después, todo más estable. Ducharse, salir a caminar, atardecer. La lluvia de los últimos días no está más. Pooh.

domingo, 22 de marzo de 2009

Si se calla el cantor

Queridos amigos. Después de un mes de silencio vuelvo a visitarlos. No quiero siempre justificarme acerca de por qué escribo o dejo de hacerlo. Hay que tener ganas. Y eso es todo. No quiero perder este espacio, que ya es un lugar en el que me siento cómodo. La comodidad me importa mucho. Es un valor. En lo que considero signo de una inclinación heterodoxa pero sostenida hacia el taoismo, acabo de pedir por internet las historias completas de Winnie the Pooh y el primer tomo de las historias inéditas de Le Petit Nicolas. En parte por eso no escribo. Fluir como el agua. El silencio es un ejercicio difícil y valioso. Por visitar un lugar común, me despido citando la proposición 7 del Tractatus de Wittgenstein.
"De lo que no se puede hablar hay que callar"

lunes, 16 de febrero de 2009

Duerme, negrita


Un tema de conversación apropiado para un blog así llamado... Ultimamente he disfrutado de la canción de cuna "Duerme, negrito", en una versión de Atahualpa Yupanqui y Paco Ibáñez. Escucho esa canción desde niño. Me ha tocado encontrar varias versiones, con sutiles y curiosas diferencias. La primera que escuché es la de Mercedes Sosa, más fiel a la grabación de Atahualpa. Caetano hace una versión en portugués. Sabiendo que las canciones en castellano le gustan y las canta bien, me pregunto si no estará cantando en portugués porque se cantaba así desde antes. Una versión más anegrada es la que canta Bola de Nieve, en una mezcla de castellano y dialecto de esclavos. ¿Tiene la canción un autor identificable o es como el arrorró? Para nosotros es extraño, creo. Por un lado es evidente pertenece a la tradición. Al mismo tiempo, solo la hemos escuchado en discos. ¿Una instancia de traspaso desde lo popular a la cultura de elite? ¿Existen trabajadores pobres del campo que cantan esto hoy día? La versión de Atahualpa, menos negra, contiene insinuaciones de una conciencia de clase que me sorprendería encontrar en una indiecita de pincipios de siglo XX. Bastante información sobre esta versión encontré en otro blog (http://herbtiogasite.blogspot.com/2008_01_01_archive.html). Allí se hace referencia a una entrevista que Daniel Viglietti le hizo a Yunpanqui en 1986:

Traje este disco suyo y quiero pedirle que se lo dedique a mi hija Trilce y que, siempre quise preguntárselo, me cuente dónde escuchó "Duerme negrito", dónde lo recopiló.


-En el río Magdalena. Cerca de un pueblo donde nació un tal García Márquez. Se lo escuché a una mujer que lavaba los platos en una parrilla. Ella lo cantaba. Cerca de la frontera con Venezuela. En el río Magdalena, "largo proyecto de mar", como dice Nicolás Guillén.

Se lo escuché en el teatro Solís, siendo niño, supongo que antes de que usted lo grabara. ¿Le gusta grabar?...

Por otro lado, fuentes de la internet dicen que la canción fue compuesta por el cubano Eliseo Grenet y popularizada por el querido Bola de Nieve. Hasta hoy no había escuchado hablar de él. Nicolás Guillén ha escrito una memoria sobre él (http://www.lajiribilla.co.cu/2002/n62_julio/memoria.html). Llama la atención la referencia de Yupanqui a Guillén cuando le pregutan por el tema. Guillén mismo es un especialista en canciones de cuna. No me extrañaría que ambos, Yupanqui y Grenet (que yo uno a Guillén), hayan recolectado dos versiones de una misma canción, integrándola cada uno a una estética propia, la del costumbrismo cubano y la del folclorista comunista argentino.

Don Ata nos explica todo (encontré el video después de escribir todo lo anterior!)

sábado, 7 de febrero de 2009

after pato

Hoy no es un día de contar historias extraordinarias. Me gustaría tener algo que contar. Me parece que todos disfrutan más un crónica que un video de youtube. Tal vez me equivoco. En todo caso, no todo el tiempo me pasan cosas que me muevan a una reflexión merecedora en un espacio en los blagotubes. Esot días lo tuve de visita a Pato, quien es candidato a estudiante de phd en letras latinoamericanas en un par de universidades. En un mundo perfecto, Patito pasaría a ser parte esencial de un inminente equipo de amigos argentinos que está por materialzarse en este 2009. El sábado, cuando llegó, fuimos al moma (donde entro gratis con acompañates, je) y vimos unos videos que les pongo acá abajo. Muy copados, para todos pero sobre todo para aquellos que alguna vez han jugado al Incredible Machine. El domingo vi dos cosas que me gustaron en el whitney museum. Primero, una exposición de Sandy Calder, conocido por sus esculturas colgantes. Muy bueno. Buenos objetos. Retratos de sus amigos hechos con alambre (un dibujo en 3-D, en algún sentido), muñecos de circo de un mundo bizarro (y una película donde estaba el circo en funcionamiento), juguetes disfuncionales, y sus (aparentemente famosas) estatuas móviles. Después, ese mismo día y en ese mismo museo, estuve en un concierto de Meredith Monk, cantate de coros de vanugardia. Era un concierto a modo de retrospectiva de su carrera que duraba cuatro horas. Vi las últimas dos. Disfruté. Muchos cantantes rodeando a la audiencia. Climas narrativos a là Laurie Anderson (la otra vez la vi a Laurie currar con un evento de mierda, by the way). Flashié. Me tengo que ir corriendo a jugar al poker. Les dejo los videos del moma. Es un solo video, dividido en tres partes. Un único plano. Déjaos llevar por la magia.





domingo, 25 de enero de 2009

Placeres de ayer a la noche

Ayer pasé un rato muy feliz. Fuimos con Liza a ver a the Muffs. Parece que son una banda punk ya añeja (ellos decían que era su cumpleaños nro 15) de esas que yo no conozco ni en pedo porque no era punk en la secundaria (véase placeres de adolescencia), pero Liza estaba emocionada de encontrarse con sus ídolos de los años escolares. Me encantó. Eran muy buena gente. Estos últimos meses vividos acá me han hecho apreciar a la gente que da su amor sincero y no te pide. En el escenario también (véase alguna crítica a otros shows en entradas anteriores). Estos te daban amor, canciones punks de las que me gustan (las que son como tempranas esqueléticas canciones de los beatles tocadas el doble de rápido, no las que de adolescente angustiado), aullidos femeninos y absolute goofiness. Eran tres. La chica que cantaba (que debería estar cerca de los 40 según los pronósticos más optimistas) tenía pinta de nena de 22, con su flequillito de punk tierna, su camsitita y felicidad pop. (sólo cuando le mirabas los brazos, te dabas cuenta de que el tiempo había pasado). No sé, me encantaba que no pretendieran nada, que bromearan sobre cómo habían pasado de moda, que salgan después de los bises a seguir tocando al grito de "fuck it, it's our birthday". Me gusta encontrar gente aquí y allá que combate por el bien. Me hizo sentir bien.

The Muffs - New Love

sábado, 24 de enero de 2009

Placeres de adolescencia

Yo tenía catorce años. Había leido en la revista de cablevision que a beavis and Butthead les gustaban bandas decadentes co nombres como White Zombie. Me compré el disco con mi mama, que insinuó que eran llanos ladrones. De golpe me parecen re modernos.

Placeres de infancia

Pequeñas viejas felicidades: ver Juana y sus hermanas

martes, 13 de enero de 2009

A pedra que engola!



Encontré este videito de la famosa pedra que engola. Un flash, verdad? Qué recuerdos me trae. Eramos tan chicos... casi como los del video. Ya vamos a volver. A ser chicos, claro.

para los que ni idea de que hablo: es una piedra en un arroyito en trindade, brasil. Te metes por ahí y vas a parar al otro lado de la piedra, donde fluye agua subterreneamente, y tambien hay un poco de aire. Y después seguís por el agua y aparecés afuera, del otro lado de la piedra. nadie muere

jueves, 8 de enero de 2009

Back on track

Hola. Hoy vuelvo a mi vida normal después de una pausa de holidays. El blog quedó olvidado durante este tiempo. Lo mismo puede decirse del orden en mi casa. También de mi trabajo. Ya era hora de volver a tener estas cosas un poco. Ahora estoy poniendome a ordenar. De fondo, suena "Lady grinning soul", una canción de Bowie bárbara, injustamente desconocida. Mi talones están levemente resentidos por las botas que estrené hoy. Mi cama está llena de miguitas. Mi mesa de luz llena de papeles y discos sueltos, botellas de agua vacías. Mi escritorio es un depósito. Pero mis gatos son felices. Y duermén acá al lado mío. Usé todos mis calzoncillos. Para mí, hoy empieza el año.

lunes, 29 de diciembre de 2008

viernes, 26 de diciembre de 2008

"Hola, paisanos,

este es el show de super mario bros" Pocos reconocerán la referencia. Pero bienaventurados. Hoy, después de semanas y semanas de ausencia en el mundo de mondowally, vuelvo con algunas fotos que documentan aspectos destacados de los últimos tiempos. Estuve lejos npor una mezcla de factores. Falta de ganas es uno, seguro. También, Dafne está de visita. Eso (quería poner verbo nerd acá pero me autocensuré) explica en parte la falta de dedicación a la cibernética. Así como la falta de conectividad por las vías pertinentes. ¿Qué cosas pasaron? Bueno, no mucho. Nevó, generosamente, el viernes pasado. Ayer, por si no lo notaron, fue navidad. Hicimos una cena muy agradable en lo de Nahuel con rabas, soretitos de papa y cebolla, sopa de langostinos con leche de coco y una sopa china de hongos y bambú (Dafne pide que mencione el ajinomoto), y una torta de zapallo con helado. Todo muy aromático. Sabroso. Cuando vuelva a la normalidad tendré tiempo de practicar piruetas del ingenio. Tal vez, solo tal vez... A mi lado, los gatos duermen pegaditos tras una demostración pública de amor. Nunca supe de una cosa así.

Precaución: nerds distraídos










Gato con nieve y gato amor:













Chicken on rice: bajo el hielo








La cena de navidad: personajes












domingo, 7 de diciembre de 2008

domingo, 30 de noviembre de 2008

Moonage Daydream

(Para que quede claro lo que quería decir antes. Ojalá alguien se digne volarme el marulo así. Por cierto, la letra parece hablar de volarse el marulo en el espacio o algo. Que gran crescendo.)


I'm an alligator, I'm a mama-papa coming for you
I'm the space invader, I'll be a rock 'n' rollin' bitch for you
Keep your mouth shut,
you're squawking like a pink monkey bird
And I'm busting up my brains for the words

Keep your 'lectric eye on me babe
Put your ray gun to my head
Press your space face close to mine, love

Freak out in a moonage daydream oh yeah!

Don't fake it baby, lay the real thing on me
The church of man, love
Is such a holy place to be
Make me baby, make me know you really care

Make me jump into the air

Keep your 'lectric eye on me babe
Put your ray gun to my head
Press your space face close to mine, love
Freak out in a moonage daydream oh yeah!

Freak out, far out, in out

viernes, 28 de noviembre de 2008

Sobre la necesidad del sentimiento en el rock

Retomo una vieja linea de reflexiones sobre la naturaleza del rock y aquello nocivo o beneficioso para su pleno desarrollo, siempre a la luz de los ultimos acontecimientos en la escena local, observada con cuidado, amor y escepticismo por su servidor.
Hace un tiempo me quejé de la falta de riesgo en la música rock, reclamo que se puede extender potencialmente a toda expresión artística y, diría, a toda actividad humana. (Aclaro, a quien sea que lea esto, que escribo, como corresponde a la circunstancia,, como Joey --sí, hoy no esquivo lugares comunes y digo Joey-- lo hubiera querido, con un whisky en una mano y un chicken on rice en la otra)
Esta vez tomo la pluma, hoy, en este blog que ha resultado a la fuerza más un espacio para que mi familia me mande besos que otra cosa (agradezco los saludos de todos), porque vengo de ver una banda que me recontrarompió las pelotas por razones que son muy claras. Estos 2 o 3 días no fueron los mejores, ok? Tengo un jodido ratón que podría atravezar una barrera de cajas para comerme. He sido, por primera vez en mi vida, presa del imsomnio. La gente que quiero en esta metrópoli, que es bien poca, está lejos por motivos varios. He estado horas encerrado en mi habitación, escuchando música y música de bandas y bandas hasta freirme el cerebro. La única razón por la que salgo, en este frío que no te mata pero te hace ponerte cuatro kilos de ropa, es para meter un poco de oxígeno material y espiritual en mí, que soy un hombre bueno, creo yo, y que no busca otra cosa más que paz.
Dicho todo esto, sigo con la historia, fui a ver una banda de esas "en ascenso", que tenia las super críticas y también, lo digo, me atraía con canciones de sonido cuidado (como Suede, que me gusta en los discos pero dudo que me los banque frente a frente). En realidad tocaban como cuatro bandas, de las cuales pude perderme las primeras dos. Los primeros que vi --terceros en tocar-- se llamaban Tigercity y no eran malos. Me aburrían de a ratos (pero creo que es porque estoy insensible por lo del cerebro frito) pero tenían momentos bellos, bailables y soul. Después de un whisky y una cerveza tocaron los pibes estos que se llaman Amazing Baby. Yo juro que les tenía fe, ok? No solo por las buenas críticas y demás (que se regalan en todas la esquinas, parece). Me habían gustado sinceramente las canciones que escuché en el myspace. El problema es que la nena era linda pero buena gente, Rudi. No, en serio. Lo que quería decir, perdonenseme las citas, es que era unos jodidos caretas. Palabra que no se traduce al inglés. Dios. El niño que cantaba se acomodaba el pelito cada cinco segundos; tenía su cadenita brillante y su musculosa de diseño, y eso no era todo. Los movimientos, supuestamente para dar un efecto escénico de algún tipo, que hacía con sus manitos rubias y delicadas me sacaban de quicio. Todo, todo, lo hacía para mostrar lo lindo y lo cool que era. Hermano, por qué no te vas a cagar un rato? Eso tengo para decirle. Chicos del rock, está todo bien con ser un glam. Pero poné algo de carne en el asador. Conmovete vos por algo, porque si nisiquiera te conmovés vos un poco a mí no se me mueve un pelo. O se creen que uno es una chica rubia y tonta que no tiene nada mejor que hacer que miras las caritas que ponen cuando cantan. Posta, me calienta en serio. Ponele, por ejemplo, una canción como Moonage Daydream (temazo de la reputa madre de Ziggy Stardust). Canción chillona cantada por una marciana maquillajeadicta con un solo de guitarra fálico e infinito, esa. Y sin embargo, quien discute el sentimiento ahí. Te pone la piel de gallina. Eso pido. Que me vuelen la peluca.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

La souris



Hoy, hace un rato, estaba los más tranquilo mirando fotos de Groenlandia en google maps, actividad rutinaria para mí, sabrán. De golpe, tengo la sensación de que algo se mueve en una región periférica del campo visual. Ah, era una mosca. Todo bien. Y entonces, miro por accidente la estufa y veo un jodido ratón!! Sí un jodido ratón. Un jodido ratón. Jodido. Mierda, carajo. Grité, naturalmente. El enemigo se asustó también. Huyó. Había entrado por un agujero para la cañería de la calefacción. Salió por otro del otro lado de la estufa. Ahora tengo todo el sector taponado con cajas. Esto no se puede repetir. Necesito un gato urgente urgente. Picasso sabe dibujar, by the way.

La isla de las flores



Gracias, jaz

domingo, 23 de noviembre de 2008

Hay una luz que nunca se apaga

Es poco original lo que voy a poner. Pero ultimamente estuve sintiendo fuerte esta canción y me dije al carajo, ponemos una letra traducida ya que uno casi nunca presta atención a las letras en inglés y lo mas probable es que todo escuchen la cancion sin tener idea de lo que dice y ademas a mi me empezó a gustar tanto mas cuando le cacé la onda a lo que decía.

Hay una luz que nunca se apaga - Los smiths

Sacame a pasear esta noche,
a donde haya música y gente
que sea joven y este viva.
Andando en tu auto,
no quiero irme nunca a casa
porque ya no tengo una,
nunca más.

Sacame a pasear esta noche,
porque quiero ver gente
y quiero ver vida.
Andando en tu auto,
no quiero irme nunca a casa
porque ya no es mi casa,
es su casa y
ya no soy bienvenido.

Y si un colectivo de dos pisos
se estrella contra nosotros,
morir a tu lado
es una forma tan celestial de morir.
Y si un camión de diez toneladas
nos mata a los dos,
morir a tu lado
bueno, el placer, el privilegio es mío.

Sacame a pasear esta noche,
llevame a cualquier lado, no me importa,
no me importa, no me importa.
Y en el tunel oscuro,
pensé dios, esta es mi oportunidad por fin
(pero entonces un miedo extraño me invadió,
y no te pude preguntar)

Hay una luz y nunca se apaga.



Que letra, eh. El miedo extraño. Fue justamente buscando buenos videos de esta canción (no hay) que me di cuenta de cuanta gente toca este tema particular en su casa y lo sube a youtube. Vi muchos. Hay algo que me gustó; ver chicos y chicas anónimos dandole su pequeña cosita a la misma canción universal. Pongo algunos, seleccionados. Capaz son un poco largos. Alcanza con escuchar un pedacito de cada uno para probar el gustito.

"'76 LP Custom paired with a Fender Twin 'Verb for a bit of gentle irony" dice Jahn Li


Vicky Bass


Un gordito emocionado


El teenager definitivo


Nuestro sacerdote preferido, célibe, vegetariano, inglés y un poco conchudo. Cantan todos.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Sobre como un sábado se vuelve Peelander Z

Un fin de semana de lluvia. Eso es. Despertarse tarde. Pelis y cama. Vi una de Godard, los carabineros, bastante buena. También "The mouse that roared", comedia pedorra y en algun sentido genial recomendada por Laplagne (él no lo recuerda) en la cual Peter Sellers hace tres papeles, con un aire a monty phyton diría yo. A la noche, lluvia, fuimos a la inauguración de un "espacio artístico", llevados por Ana (otra, Peruzzotti esta vez). Resultó una pedorrada intructiva para todos. Artistas latinos haciendose los modernos en un sucuchito que ni daba. Después noche de cierre en Lucky Cat, barcito al que le teníamos un cariño. Lindas bandas. Al final, me agarro sueño y embole. A punto de irnos, Nahuel sugirió cruzar la calle y meternos en the Trash bar, donde supuestamente había karaoke. Resultó que estaban tocando unos japoneses bizarros mal, que se hacían llamar Peelander Z. Extremos hijos de puta. Seres punks del mundo del animé, te daban cacerolas para que hagas ruido mientras te hacían gritar cosas como "titanic" o "what a health"(?). O se disfrzaban de bolos y jugaban bowling humano entre la gente. Era increible. Por demás. Qué cosa, siempre resulta que uno estaba en el sucucho equivocado.

viernes, 14 de noviembre de 2008

magia mercantilista: Netflix



Esta semana pasaron pocas cosas contables, me parece. Creo que lo mas importante es que me hice socio de una especia de video club online maravilloso, Netflix. Es así: te mandan 3 peliculas a tu casa y las tenes todo lo que quieras. Cuando devolves alguna peli, te mandan otra, de manera que siempre tenes 3. Las pelis que te mandan son de una lista que armas en la internet. Ahora yo puse 80 pelis. Lo groso es que vas calificando las pelis que ya viste de manera que ellos (bah, el algoritmo)aprenden que cosas te gustan y te recomiendan mas y mas pelis que te vana gustar. Una locura, sumamente adictiva. Y solo hay que pagas 16 mangos por mes. Una ganga. Ah, y me olvidaba que tiene bocha de plis para ver online cuando quieras, con super definicion. En fin, estoy enamorado del sistema.
Por lo demás no pasa mucho. Estos días salí poco, estuvo lloviendo. Está lloviendo de hecho. Hoy me quedé en casa, decidí. Se hace de noche temprano... en fin. Me voy a buscar algo para hacer hoy, porque esto no se puede quedar así.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Election Plaza

Hola. Hoy los cuento que el martes hubo elecciones. Mi participación fue modesta, pero la pasé bien. Después de una jornada de rutina me encontré con pibes de la fac y fui al Rockefeller Center, epicentro del festejo neoyorquino. Mucha gente, pantallas gigantes, luces de colores, banderas yanquis. Lo más loco fue el gráfico de barras que decía cuantos delegados ganaba cada uno. Eran unos de esos carritos que se usan en los edificios para limpiar los vidrios. La altura de cada carrito iba indicando en tiempo real cuántos delegados iba sacando cada candidato. Cuando uno llega a la altura de los 270 delegados, gana. La gente, emocionada. El discurso de Obama fue intenso, ahi en el medio de la gente. Yo, obvio, no soy fan ni nada que se le parezca, pero habia un entusiasmo contagioso. Después, vinieron estos amigos a festejar a casa. Fue grato. Me tengo que ir, pero les pego unas fotos que hablan por si mismas.




martes, 4 de noviembre de 2008

lunes, 3 de noviembre de 2008

New york


Hola, che. Bueno. El viernes fue Halloween. La ciudad se vuelve loca en Halloween. Yo no tenía idea. Sali temprano del lab a tratar de armarme un disfraz cool. Estaba dura la cosa. Falto de inspiración, terminé aceptando el lugar común y me disfracé de Alex de la naranja mecánica. (Lugar común, porque Bart se disfrazó de Alex en un capitulo de los simpson y porque el gordito también lo hizo en una fiesta en quinto año, me acuerdo.) Pasa que tengo poco material. También pensé en disfrazarme de Flavor Flav (rapero de Public Enemy para los que estan perdidos, tiene un reality que me gusta). Pero no me dio el cuero. Me fui a Union Square donde llegué al gran negocio New York Costumes. Cola de una cuadra de largo en cada una de las entradas. (Noté que vendía un disfraz completo de Flavor Flav!)Ahí conseguí lo que necesitaba. El sombrero bombín, unos tiradores. Con unos pantalones apriopiados de Peter y el maquillaje correspondiente estaba hecho. Fui con Nahuel y Ana a la fiesta de Rockefeller que supuestamente deberia haber ayudado a organizar. No lo hice porque me daba paja infinita. Ni siquiera tenía ganas de ser dj para 200 nerds desconocidos. No me arrepiento. Aunque me dan ganas de poner unas canciones de machito ponce en algun lugar. La fiesta no era buena, pero los disfraes sí.
Intentamos ir a una supuesta fiesta en brooklyn profundo de 24 hs. Nunca llegamos. Pero el viaje en subte valió la pena. Nos topamos con unos que estaban tocando la guitarra disfrazados de Kiss, con unas chicas apropiadamente disfrazadas de pollitas bailando alrededor. Muy diver. Hicimos todo el viaje en subte con ellos. Nahuel como que enamoró a una pollita. No mencioné que él se había armado un disfraz del carajo. Un diablo con los pelos parados a la robersmith, muy impresionante. La gente de la pollita se convenció de ir con nosotros a la fiesta esta. Todo esto mientras todos cantanban y bailaban adentro de un subte que iba hasta las pelotas con toda gente disfrazada. Para las chicas parece que los disfraces son una excusa para mostrar carne. Tardé 26 años en darme cuenta. La hago corta porque tengo sueño. Resultó que cuando llegamos a la parada las gente esta se da cuenta de que la fiesta era una que salia 20 mangos y cambian de rumbo a la casa de una. Decepcionados, salimos a confirmar lo dicho a la calle y resulta ser cierto. Volvemos al subte pensando en ir a lo de esta gente pero nos lo tomamos en direccion contraria, de vuelta a Manhattan. Interpretando el hecho como una señal, aborto la misión.
El de la foto collage es nahuel. La chica en pequeño es Ana Cambre, otra Ana que supo hacer mas gratos los primeros dias aca.


Nina Hagen - New York, New York

sábado, 25 de octubre de 2008

Yeah, no, I had nothing better to do

Ok, bueno. Por esas cosas de la vida, estos últimos días me retrasé un poco con la actualización de esto. Les cuento. Mi highlight de la semana pasada fue el recital de los Magnetic Fields. Muy emocionante. No sé, todo. Ahora en retrospectiva trato de recordarlo mejor y no me sale. Pero te ponía literalmente la piel de gallina. Los arreglos, sencillos, pero bellos. Pocos intrumentos. Piano, guitarrita, cello, ukelele y nada mas. Gente muy graciosa eran. Las letras sumamente comprensibles, por suerte. Las chicas cantaban precioso. Eso sí, nunca pude parar de reirme de la parejita gay americana sentada adelante mío que se sensibilizaba al principio de cada canción. Como un reloj, cada vez que empezaba el cello se les disparaba el cariño y empzaban los abrazos mimosos. De antología. Una muy linda aventura por New Jersey, además. Acá encontré en youtube unos videos de mala calidad de la velada. (solo a titulo de documento)



Bueno, eso pasó el jueves. El viernes salí con nahuel a ver unas bandas notablemente aburridas pro brooklyn. Miento, había unos clones de joy division que me gustaban. Ahí conocí otros amiguitos artistas, algunos de ellos, personajes de antología a los que espero volver a ver. Uno, en particular, un bailarín desquiciado que no paraba de performar un solo segundo. Caminaba por la calle generando coreografías atroces con la basura que se encontraba.No lo puedo transmitir bien, pero hablar con el 15 minutos es una experiencia extrema. Eso que a mi la onda payasa no me va, eh. (hace tiempo). Así que hablo en serio. Después, aburridos fuimos a un bar gay a hacer como que tomabamos algo. Después cruzamos la calle a un bar de lesbianas. Confieso que me sentí mucho más cómodo en el bar gay. Menos odiado, diría yo. Los artistas se sorprendieron cuando confesé que yo no lo soy. En fin, no me gusta decepcionar.

El sábado traté por segunda vez de conseguirme un gatito, pero la cosa se complica por culpa de mi roommate peter que insiste estar presente en el momento de la elección gatuna, pero nunca se presta, preso de sus propias aventuras desquiciadas. Medio deprimido, fui salvado otra vez por Nahuel que se porta conmigo como un hada madrina. Me fui a la genial librería strand books, donde hay millones de libros usados y nuevos por precios super razonables y me compré versiones baratads de naked lunch y de on the road (the original scroll, eh). Ah, y una moleskine, je. Y una super guia de la ciudad. Es dificil conseguir mapas de afuera de manhattan, muy necesarios por cierto. Algún día me compro el iphone, que viene con google maps y gps y a la mierda. Ahí me encontré con nahuel y nos fuimos al teatro con una pareja formada por una actriz española super señorita y su novio, un escritor americano con chalequito, camisa, cigarros prolijamente armados, sombrerito. Una pareja perfecta. Con el correr de la velada noté que él era un personaje entraãble, mientras que ella estaba simplemente loca. También nos topamos con un argentino casual, que resultó ser un actor careta que se había gastado 11 lucas verdes en papeleo para estar acá legal. dios mío.de no creer lo que hace la gente. La obra, muy buena, era más bien un work in progress o algo así. Sin escenografía, actores con el libreto en la mano, divertida.Me gustó entender todo. (obra: The April Hour, compañía: LAByrinth theater company) Despues fui al Yaffa Café en saint Marks place, en el lower east side. Bolichín mítico donde morfaban todos, los ramones, debbie harry, queseyo quien. Muy bueno, Y no pagué nada porque el mozo era el bailarín desquiciado del viernes con el cual la mejor onda. Terminamos emborrachandonos en el bar mas tumba que conoci en esta ciudad, en cuya pared estaba escrita bien grande la frase que titula esta entrada.

Hoy me fui con Camilla, la sueca copada, amiga de pato a ver la peli de Charlie Kaufman. "Synecdoche, New York". No puedo decir que era excelente. Era, sobre todo, excesiva. Doblaba la apuesta cada 5 minutos. Todo el tiempo te decía algo como "creias que era esto? no, es mucho mas". Eso sí, el protagonico de Philip Seymour Hoffman se va a la re mierrda. Todo bien con Camilla. Una grosa. Después comimos unos ravioles (que tanto extraño) y unas cervezas. Ahora, me tengo que ir a la cama antes de que se haga mas tarde, que mañana me espera una embolante charla sobre las leyes concernientes a los experimentos en humanos, que es lo que hago yo. Bah, yo soy humano, y soy sujeto de mis experimentos que se yo. Aprenderé que tiene que decir la ley al respecto.

Ah, me olvidaba! Fotos grosa con ale merki en Katz, templo histórico del sandwich de pastrami. Esto es hace 10 días, ponganle. Ahora tengo el pelo mas corto.



Esta otra es una foto mucho mas chota, pero en fin. Acá estamos morfando unas burguers con Peter y Ale en Jackson Hole, una punta grosa a dos cuadras de la universidad que me pasó el gaboneto.

domingo, 19 de octubre de 2008

subbacultcha

Los Duendes - Sucuchito (versión muy libre)

Fuimos al carnódromo y qué culo
Pensé que me la llevaba a la cama
Yo me veía cool
Ella se veía como un buitre erótico
Yo estaba de negro
Ella estaba toda de negro
Estaba todo bien aquí abajo
lo que se le dice aquí
decile como quieras
acá abajo en este sucuchito
Su fina panza blanca
En la vida vi una cosa así
se sacude y me conmueve o algo
la tiene hecha un bombomcito
Yo usaba delineador
Ella usaba delineador
Estaba tan bien aquí abajo
ahorrando para mi cuadernito aquí
bien abajo en este sucuchito
Ahora vivimos en el mar y nos relajamos y le damos al faso
hay falopa en esta goleta panameña
ella camina por la cubierta con un vestidito negro
y yo me visto de negro
y escuchamos el mar
y miramos el cielo de manera poética
como decís
cuando miras el cielo de manera poética
viste, cuando tanteás la luna

Ahora se suponía que yo les ponía el video de la canción subbacultcha de los pixies. Pero encontré otro video que me pareció impagable.



Ok, es cualquiera que no ponga la canción, por más increible que sea el gordo solo. No hay un buen video online con el tema. Este es el mejor de los que circula por ahí, donde al menos se goza con el look early nineties

sábado, 18 de octubre de 2008

Reina de la noche



Esos ojos dicen todo. Si alguna le llega a los talones me la presentan, eh.

Quiero tener algo que hacer

(foto: Luli Zamtlejfer, The Cake Shop, NYC, marzo 2008)

Boludeando en Second Avenue
Comiéndome un pollo vindaloo
Solo quiero estar con vos
Solo quiero tener algo que hacer
Esta noche!
Todo bien
Esta noche
Pará. Ya.
Boludeando solo.
Porque no quiero estar con nadie más.
Solo quiero estar con vos.
Solo quiero tener algo que hacer.
Esta noche.

Como si los ramones me leyeran la mente hoy, y el otro día y el otro día también. Quien diría que lo de Second Avenue iba a ser tan literal.



Video extraido de la peli Rock And Roll High School(1979) (obsérvese que Joey aparece en el auto del principio comiéndose una pata de pollo). Me muero de ganas de verla entera.


sábado, 11 de octubre de 2008

Physics makes us all its bitches: of Montreal

Qué bueno que alguien cada tanto te recuerda por qué uno va cada tres días a un recital esperando algo que no se sabe muy bien que es pero que casi nunca te lo dan y que igual no importa pero que bueno habría sido si. Los culpables del sabor rico que me queda en la boca son los pibes de of Montreal. Hablamos de indie,ok? de indie pop. Ya sé, uno tiende a decir mm, otra vez sopa, etc. Pero creeme, hermano, que estos chicos se divierten. Y la risa, por suerte, es contagiosa.
Fue así. Anoche fui con Nahuel, quizás un nuevo compañero de aventuras del invierno '08/'09, a ver a esta gente a un lugar que se llama Roseland Ballroom. Un bolichín levemente mas grande que niceto, para digamos, 2000 personas, donde tocó Madonna el otro día ante un selecto grupo de locas de alto poder adquisitivo. Llegados ahí, whisky, queseyo, banda soporte, todo bien. (banda soporte: Love is all. Diverpunk con voz femenina, difícil que falle, eran buenos, http://www.myspace.com/loveisall8). Luego, por fin, largaron los chicos estos. Lo de of Montreal es divertirse con el exceso: seis personas tocando, dos baterias, musicos con disfraces pedorros, bailarines con disfraces pedorros, escenografias pedorras (el tipo cantando colgado de una horca?), un caballo en escena, el ruido, los grititos, la psicodelia, la gente saltando, las melodías pop universales sostenidas con una base funk electronica. Nunca había visto al público americano manifestarse tan efusivamente. Todos riendo, cantando. Hermoso. El final fue la cereza perfecta. Un cover de smells like teen spirit que te recordaba que el mejor rock te hace sentir pelotudo, finalmente enganchado con una versión demoledora de Gronlandic Edit, tanto más intensa que la del disco... Hay gente que todavía ofrece su amor de frente.

ps: igual que con Hot Chip el viernes pasado, todo el tiempo tenía la sensación de que iban a subirse cuca o marce a cantar un poco y no me iba a sorprender ni un poco

jueves, 9 de octubre de 2008

This is sparta

Hace ya unos días que no comprobamos que el mundo es una mierda. Nos toca. This is sparta

martes, 7 de octubre de 2008

El castrador oculto


(Hoy, un ensayo de Fabián Casas que, como fan incondicional de Salinger, me afectó por unos días. Este chico pensó en lo que dice. Y escribe con amor. Publicado en Perfil, Cultura, el 29 de junio de 2008. Yo vivía en otro país.)


Ah, las viejas series! Tenían capítulos unitarios que empezaban y terminaban en el mismo día, aunque algunas siguieran su trama a lo largo de toda la temporada. Las veíamos por la noche, con toda mi familia tirada sobre la cama matrimonial de mis viejos. En ese entonces, seguíamos El fugitivo. Me acuerdo del último capítulo, en el que el doctor Richard Kimble consigue atrapar al Hombre Manco que había matado a su esposa. Un capítulo doble con final feliz y catártico. Ahora la cosa se perfeccionó, se volvió rizomática. Por ejemplo Lost. No me imagino que pueda tener un final satisfactorio para sus seguidores –dentro de los cuales me encuentro–, a esta altura del partido y con cuatro temporadas en el buche. No, me parece que los guionistas no van a poder suturar a Lost cuando deban converger las tramas y subtramas que se fueron desperdigando dentro y fuera de la isla. Creo que Benjamin Linus no quiere producir satisfacción. Con la obra inédita de J.D. Salinger va a pasar lo mismo. Cuando finalmente ya no esté entre nosotros y, como suele suceder, le abran la caja fuerte donde, dicen, tiene los originales que ha venido escribiendo desde que dejó de publicar, en 1965, sus lectores devotos van a sufrir una desilusión. ¿Por qué? Porque siguiendo Seymour, una introducción, penúltimo relato publicado de la saga de los Glass, uno se encuentra ya no con un texto de ficción, sino con una hagiografía, un manual para santos, algo parecido a la New Age pero con un ruido pertubador de fondo.

Para Salinger, los personajes se volvieron más reales que los lectores. No se puede juzgar a Seymour Glass, porque es un santo que mora en el cerebro del escritor de Cornish. Salinger ha creado una secta para vencer el miedo a la muerte, al deseo, a la vejez y a la ansiedad de la notoriedad. Sus personajes son los primeros que ha reclutado para ese culto. Le tocó comprender muy joven, como soldado en las playas del día D, que la vida es un infierno sin posibilidad de buen final. Tal cual lo intuye el Sargento X, del extraordinario relato Para Esmé, con amor y sordidez, quien –al igual que su creador–no ha podido terminar la guerra con las facultades intactas.

El vagabundo del Karma. Vivimos en una sociedad vanidosa, donde se ha perdido la posibilidad de estar solo. Ya casi no hay vida privada y todo tiende a suceder en las pantallas. De ahí que una persona como Salinger, que simplemente ha decidido no publicar más lo que escribe y mucho menos dar reportajes, sea catalogada por la prensa mundial como “El recluso”. Parece que quien no quiere salir en los medios, es decir, no entrar en el juego de la visibilidad, es un outsider. Antes un recluso era alguien detenido en una cárcel de máxima seguridad (como el joven Robledo Puch, tan parecido a Rimbaud en su juventud); o un ser que decidía clausurarse en vida para dedicar su alma a Dios, como en el relato El padre Sérgii, de León Tolstoi. Salinger, por lo que se puede saber, sigue haciendo una vida normal. Va de compras al supermercado, va de cuerpo en un baño que tiene pegado a su dormitorio (según afirma Joyce Maynard), mira viejas películas con un proyector (es probable que se haya modernizado y vea DVD) y solía asistir a las graduaciones de sus dos hijos (según afirma Margaret Salinger, su hija). Y una cosa más: todas las mañanas se pone un overol, medita, y después entra a un pequeño cuarto donde escribe las historias de la familia Glass.

No se sabe que le haya mostrado estos textos a alguien. Joyce Maynard, quien vivió con él cuando era casi una niña, escribió en Mi verdad, su autobiografía: “Entramos en casa de Jerry desde el sótano, donde tiene un frigorífico lleno de frutos secos y hortalizas de su huerto. A través de la escalera accedemos directamente a la sala de estar. En ella hay un par de sofás tapizados de terciopelo muy gastado relleno de plumas, butacas, mesas cubiertas de libros y de revistas de homeopatía, catálogos, rollos de películas y periódicos. También hay un televisor, un tocadiscos, montones de cartas y números atrasados del New Yorker. La casa es pequeña: cocina, sala de estar y los dormitorios de Jerry y de sus dos hijos, aparte de una habitación atiborrada de libros y periódicos en la que veo la máquina de escribir de Jerry. Además, si bien no me la muestra (ni me la mostrará tampoco en todos los meses que viviré en la casa) hay una caja de caudales de las dimensiones de otra habitación, donde tiene guardados sus manuscritos inéditos”.

Está bueno lo de la máquina de escribir para alguien que no va a dar a reproducir más sus textos por el mundo. Es como imprimir al instante. David Viñas me dijo una vez que en los libros de algunos escritores se podía sentir el ruido de fondo de la computadora. Salinger, en cambio, le pega a la máquina. Me imagino el ruido de las letras metálicas al golpear sobre la hoja, en la inmensidad del bosque donde vive. Una especie de mensaje en clave morse del Sargento Salinger, ex miembro del servicio de contrainteligencia de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Grandes montañas de cuerpos. Mark David Chapman, el Anticristo del pop, estaba obsesionado con The Catcher in the Rye, sobre todo con una escena que muchos de los que disfrutamos ese libro conocemos de memoria. No es una escena principal, simplemente es una escena puesta en estado de pregunta, con toda la potencia de la poesía. Holden Caufield está dentro de un taxi y empieza a hablar con el conductor, que se llama Horowitz:

—Oiga, Horwitz ¿pasó alguna vez cerca de la laguna del Central Park?
—¿Cerca de dónde?
—De la laguna. Del lago pequeño que hay allí. Donde están los patos ¿No recuerda?
—Sí. ¿Qué tiene?
—Sin duda, habrá visto a los patos que nadan en ella en primavera. ¿No sabe, por casualidad, adónde van en invierno?
—¿Adónde van quiénes?
—Los patos. ¿No lo sabe, por casualidad? Digo: ¿viene alguien con un camión para llevárselos o vuelan ellos… hacia el Sur o algo por el estilo?
Horowitz se dio vuelta en el asiento. Era un tipo impaciente. Sin embargo, no era malo.
—¿Cómo puedo saberlo? ¿Cómo puedo saber una estupidez como ésa?
—Bueno, no se enoje –le dije. Parecía que la cosa no le había gustado.

En los relatos de Salinger anteriores a su conversión al “glasismo”, este tipo de incertidumbre propia de la mente infantil es muy común. Sus héroes parecen estar atrapados en el mundo de los adultos y desde ahí dan pelea, pero no con certezas, sino con extravagancias: como Seymour en Un día perfecto para el pez banana, donde ayuda a la nenita Sybil a entrar en el mar besándole la planta de su pie de una manera sugerente, o el joven perturbado que en otro cuento memorable vaticina que se viene la guerra contra los esquimales.

Muchos de los cuentos anteriores de Salinger –no publicados en libros pero sí en revistas–, que le sirvieron para calentar motores antes de empezar con su obra central, versaban de soldados en su día de franco o soldados que se preparaban para ir a la guerra. Leídos ahora, resultan pedagógicos. Pero ya estaba de fondo la lucha por mantenerse joven y no caer en el mundo mediocre de los adultos. No se suele ubicar a Salinger como un escritor de guerra, pero la guerra fue la que modeló su carácter para siempre. El escritor estuvo en el 12º Regimiento de Infantería de la Cuarta División cuando éste puso su pie en la playa de Utha. Fue una carnicería atroz. Se sabe que, previamente al día D, Salinger estaba terminando varios capítulos de The Catcher…, con la portátil que se había llevado a la trinchera. Y que mientras avanzaban para cercar a los alemanes, como miembro del CCI, se encargaba de interrogar a los prisioneros. Como el Sargento X de Esmé, Salinger terminó con un colapso mental. Muchos años después, en el jardín de su casa de Cornish, su hija Margaret solía ver a su padre extático y poseído: “Un día estaba de pie al lado de mi padre, tendría yo unos siete años, y estuvo durante una eternidad con la mirada perdida puesta sobre las espaldas de los jóvenes albañiles que construían una nueva parte de la casa, iban sin camiseta y el sudor brillaba sobre sus músculos bajo el sol. Cuando volvió a la vida, me dijo: ‘Todos estos chicos, tan fuertes, siempre estaban en las primeras filas, siempre eran los primeros en caer, uno tras otro’, dijo, haciendo un gesto con las manos como si apartase grandes montañas de cuerpos”.

El gurú de la contrainteligencia. Así que en algún momento de la Segunda Guerra Mundial J.D. Salinger perdió la cabeza. Otra vez, como la describe en el relato de Esmé, se podría decir que su mente se bamboleaba como un bulto mal asegurado en el portaequipaje de un tren.
De manera que por un lado tenemos un Salinger joven, emprendedor y entusiasta que empieza a escribir para las revistas satinadas y con la mira puesta en ser publicado en el consagratorio New Yorker. De pronto viene la guerra y con su red metálica le deja la vida partida como una cancha de tenis. A partir de ahí va a ser un soldado, aun cuando hayan pasado muchos años del fin de las hostilidades. Esto lo describe muy bien su hija Margaret –citada varias veces más arriba– en su libro El gardián de los sueños: “La guerra, como algo inacabado, siempre estuvo presente en su cabeza durante los años que viví en casa. Incluso de adolescente, cuando llegaba a casa y empezaba a darme la lata con algo, como hacen los padres con los adolescentes. Le decía: ‘Papá ¡dejá de interrogarme, ya!’. Y él contestaba: ‘No puedo evitarlo, es lo que soy’. No usaba el pasado sino el presente, como si todavía estuviera interrogando a los prisioneros. ‘Es lo que soy.’ Da un poco de miedo”.

Ya no tendría que resultar paradójico que uno de los héroes de la contracultura juvenil, un ícono para muchos de la rebeldía de los jóvenes contra los mayores, sea en el fondo un militar con una clara orientación de derecha. Witold Gombrowicz –el defensor de la juventud y la inmadurez– tampocó comulgó con los muchachos revoltosos del Mayo Francés. Salinger también –siempre según su hija– era poco afecto a los negros, los indios y los hispanos. Una vez que ella sacó un diez en Español, su padre le gritó: “¡Genial, ahora estudiás el idioma de los ignorantes!”. Para el Catcher sólo existián los chinos y los nobles hindúes. Desde que salió de la guerra, J.D. Salinger ha incursionado en muchos cultos: el budismo zen, el hinduismo vedanta, la ciencia cristiana, la dianética de Ron Hubbard, y se entregó a muchas prácticas extravagantes como beber orina, hablar en lenguas desconocidas y sentarse en un acumulador de orgone de Reich. Según Joyce Maynard, comiendo macrobiótica y meditando, pretende vivir hasta los doscientos años. Ahora bien, lo cierto es que, más allá de sus obsesiones personales, este escritor dejó, por lo menos, tres libros notables: los Nueve cuentos, The Catcher in the Rye (traducido como El cazador oculto o El guardián entre el centeno) y Levantad carpinteros la viga del tejado. La mayoría de los personajes de estos relatos son niños extraordinarios, sabios y casi casi la encarnación de la Divinidad. Leyéndolos, uno puede sentir lo que se siente cuando percibimos en una persona inquietante los síntomas futuros de la locura. Aunque están puestos por el autor para luchar contra el mundo adulto, para celebrar la posibilidad de ser for ever young, uno siente que, en realidad, son adultos demasiado rápido. No sé, siempre me desagradaron los niños genios, esos que escriben libros geniales y dicen cosas geniales. Me gustan los chicos normales, los tarados como yo que conocí en mi infancia en la escuela Martina Silva de Gurruchaga.

¿Entonces, por qué fascina Salinger? Sencillamente porque a veces escribe muy bien. El cuento Esmé es una proeza narrativa concretada en pocas páginas. Y tiene un solo truco: en el comienzo, hay un narrador en primera persona. En la segunda parte del relato, se pasa a una tercera sin mucha explicación. Pero de golpe. Como si las frases se mimetizaran con la somnolencia mental que sufre el perturbado Sargento X. Algo pasó en el medio, pero de eso no se habla. Eso que está elidido y que Salinger prefiere no narrar es lo que no se puede nombrar porque el lenguaje no está preparado para transcribir esas cosas. No es la técnica del témpano de Hemingway, es la técnica del fuego del Diablo, el otro gran demiurgo.

Otro cuento clave de Salinger es en el que se narra el suicidio de Seymour, Un día perfecto para el pez banana. El héroe de la familia Glass empieza su representación en la saga tomándose el palo. Se pega un tiro inesperado en el hotel donde está con su esposa pasando las vacaciones. En el comienzo del relato, la esposa y su suegra tienen una conversación telefónica que nos hace presagiar que algo anda mal, pero en la suegra, no en Seymour. Uno tiende a pensar: una vieja conservadora que no entiende a los jóvenes brillantes. Es realmente exquisita la manera en que Salinger relata el cuento. Son como breves escenas de teatro que van dando cuenta de una tragedia. La charla telefónica, Seymour y Sybil en la playa, y Seymour ya de vuelta en el hotel, a un costado de la cama gemela donde duerme su mujer y con una pistola automática Ortigies, calibre 7.65 en la mano para volarse la sien. ¿Pero qué pasó? Se sacude el lector. ¿Estaba loco en serio? ¿Tenía razón la vieja que le limaba la cabeza a la hija pidiéndole que se cuidara de su marido? Con el correr de los libros vamos a tener una respuesta: Seymour Glass, como el Nazareno, se suicidó por nosotros. Porque estaba escrito, pero esta vez por Salinger. Y como Cristo, también, les besó los pies a sus apóstoles, los niños, esta vez encarnados en la pequeña Sybil Carpenter.

En su hermoso libro El nacimiento de la literatura argentina, Carlos Gamerro dice que Salinger dejó de publicar no porque le molestara la crítica adversa, sino porque le molestaba que criticaran a sus personajes. Tiene razón. Bajó la persiana. Pero dice su hija que conserva un archivo donde, con una marca roja, explica que ese texto, en caso de que muera, debe corregirse antes de publicar. Y con una marca azul, que está corregido y listo. Los colores de las dos pastillas que Morfeo le ofrece a Neo.

domingo, 5 de octubre de 2008

Mama, you been on my mind

(esta entrada la puse hace un tiempito en otro blog, pero me dieron ganas de tener todo junto en este lugar. cada vez que leo la letra... Dicho sea de paso, comento que en los últimos días me tocó escuchar la versión de Jack Johnson... Qué se le va a hacer, no todos, por suerte, pueden estar en el mismo lugar)

Una canción preferida. No sé que más decir. Aca, la versión de estudio de Bob Dylan y la de Sonic Youth, que me gusta incluso más. Incluyo la letra.

Bob Dylan
Mama, You Been On My Mind


Perhaps it's the color of the sun cut flat
An' cov'rin' the crossroads I'm standing at,
Or maybe it's the weather or something like that,
But mama, you been on my mind.

I don't mean trouble, please don't put me down or get upset,
I am not pleadin' or sayin', "I can't forget you"
I do not piss the floor bowed down an' bent, but yet,
Mama, you been on my mind.

Even though my eyes are hazy an' my thoughts they might be narrow,
Where you been don't bother me or bring me down in sorrow.
I don't even mind who you'll be wakin' with tomorrow,
Mama, you're just on my mind.

I am not askin' you to say words like "yes" or "no,"
Please understand me, I have no place I'm calling you to go.
I'm just whispering to myself, so I can pretend that I don't know,
Mama, you are on my mind.

When you wake up in the mornin', baby, look inside your mirror.
You know I won't be next to you, you know I won't be near.
I'd just be curious to know if you can see yourself as clear
As someone who has had you on his mind.

Version de Bob
Version de Sonic

sábado, 4 de octubre de 2008

Bolero mata eurodance

Con el acostumbrado cariño de la rutina, me arrastro por los pasillos de youtube en busca de alimento. carne. Y resulta que encuentro un cachito de Tacones Lejanos. Parece que es cualquiera que no la haya visto. Lo digo por esta escena que encontré. Entiendo que se trata de Miguel Bosé?

Luz - Un año de amor



Lo nuestro se acabó y te arrepentiras
De haberle puesto fin a un año de amor.

Si ahora tu te vas pronto descubriras
Que los dias son eternos y vacios sin mi.

Y de noche , y de noche por no sentirte solo,
Recordaras nuestros dias felices,
Recordaras el sabor de mis besos.

Y entenderas en un sólo momento
Que significa un año de amor.
Que significa un año de amor.

Te has parado a pensar lo que sucedera
Todo lo que perdemos y lo que sufriras.

Si ahora tu te vas no recuperaras
los momentos felices que te hice vivir.

Y de noche , y de noche por no sentirte solo,
Recordaras nuestros dias felices,
Recordaras el sabor de mis besos.

Y entenderas en un sólo momento
Que significa un año de amor.
Y entenderas en un sólo momento
Que significa un año de amor.

martes, 30 de septiembre de 2008

El impacto de la crisis en mi restringida conexión con la realidad

Bueno, bueno. Por algún motivo la gente cree que porque estoy en Nueva York tengo soy espectador privilegiado de la crisis financiera en tanto fenómeno social, histórico o, incluso, de algún otro tipo. Me extraña, araña. A ver si queda claro, soy un nerd y como tal no veo nada ocurriendo fuera de los n metros cuadrados de mi laboratorio. Pero sí leo internet comics. Aquí, la crisis según dos de mis favoritos. PhdComics y Wondermark.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Cosas que se aprecian con los años. Hoy, la sensibilidad pop

Chicos, no sé qué me pasa hoy. Mediodía dominical, recién levantadito, cielo nublado en mi ventana. Como quien no quiere la cosa, tarareo una de esas canciones que se conocen de toda la vida. Tan apropiada a las circunstancias, me invaden las ganas de compartir su delicada melancolía... ¡y nadie a mi alrededor que me sonría con complicidad! Oh, dulce, triste, elaborada, sensibilidad pop. Cuántos años pasaron hasta que la normalidad de una llovizna de domingo, colapsada bajo su propio peso, me muestra la belleza de lo que estuve frente a mis ojos (¿junto a mis oídos?) por años, injustificadamente clasificado como Material de Relleno en la Constelación del Pop Universal. Qué ironía que nadie aquí pueda mirarme y decir "oh sí, y tomemos un té de jazmin junto a una ventana". (Oh Bartleby, oh humanidad)



The Kinks - Waterloo Sunset

Dirty old river, must you keep rolling
Flowing into the night
People so busy, makes me feel dizzy
Taxi light shines so bright
But I dont need no friends
As long as I gaze on waterloo sunset
I am in paradise

Every day I look at the world from my window
But chilly, chilly is the evening time
Waterloo sunsets fine

Terry meets julie, waterloo station
Every friday night
But I am so lazy, dont want to wander
I stay at home at night
But I dont feel afraid
As long as I gaze on waterloo sunset
I am in paradise

Every day I look at the world from my window
But chilly, chilly is the evening time
Waterloo sunsets fine

Millions of people swarming like flies round waterloo underground
But terry and julie cross over the river
Where they feel safe and sound
And the dont need no friends
As long as they gaze on waterloo sunset
They are in paradise

Waterloo sunsets fine

sábado, 20 de septiembre de 2008

Noche de "Rock"

Hoy fui a ver unas banditas. Una no sabía de que tocaba antes. Una banda "noise". Después tocaban los que yo había ido efectivamente a ver, no em acuerdo el nombre, pero serían los chaboncitos de Luna. La cuestión es que no flashié mucho. La sensación (y parece que es la que sienten muchos otros también, pero la digo) es que nadie está arriesgandose a nada. Todos van, hacen alguna cosa tipo velvet en tal o cual sentido, todo muy stuffwhitepeoplelike. Aguante sonic, man.

Un nuevo favorito


http://stuffwhitepeoplelike.com/

Una contribución que le debo a mi roommate Peter. Un humor sutil y efectivo. Muchas verdades.

Una entrada recomendada, para tomar el gustito:

http://stuffwhitepeoplelike.com/2008/06/27/104-girls-with-bangs/

ps. Bang significa flequillo

martes, 16 de septiembre de 2008

Algunos misterios, develados

Mientras la "máquina de Dios" conmueve a las masas con su aire de misterio de la religión contemporánea, nosotros revelamos los detalles íntimos de la confección de los Chistes de Dinosaurios. En exclusiva, mostramos algunas de las imágenes que (los conocedores reconocerán) inspiraron al creador de la exitosa tira cómica.

T Rex

Dromiceiomimus

UtahRaptor

lunes, 15 de septiembre de 2008

Even weirder

En efecto, esto cae en la linea de No hippies.

Y es hip hop

OMG, hicieron un dibujito animado con el primer chiste de Dinosaur Comics! Muy copado.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Nacho. Punta. Whisky.

By daf

My house




Bueno, por fin tengo internet. Con la luz de mi simpático velador en mi escritorio y acompañado por el cálido disco de la peli "I'm not there" disfruto un momento de introspeccion (ya que no de ingesta) y cuelgo mi primera notita por acá. No sé qué iré poniendo en días próximos. Mientras esribo estas mismas lineas mi roommate me tramita su cámara. Supongo pondré fotitos y similares. En un sentido esto es un experimento. No sé hasta que punto este género me resulte a mí. Soy haragán por naturaleza, y prefiero comer y dormir a escribir y sacar fotos. No creo que el cambio del entorno me cambie a mí tanto.